ESTILO CON SUSTANCIA Creadora de Sonrisas Femeninas: Carenth Romero

Creadora de Sonrisas Femeninas: Carenth Romero – Entrevista por Vanessa Rosales

 

  1. ¿En qué consiste una verdadera, bella sonrisa?

Una verdadera sonrisa es aquella que cautiva, ya sea por alegría, por picardía, por educación. Es un arma infalible en cualquier ámbito de nuestras vidas ya sea en la parte laboral o en nuestras relaciones interpersonales. Una verdadera sonrisa es aquella que es auténtica, que está bien cuidada, que refleja juventud, que desarma, que conquista, que despierta admiración. Una verdadera sonrisa está relacionada con el carisma o el ser encantador y la confianza de cada persona para regalar su luz interna al mundo.

Dra. Carenth Romero Hidalgo / crear sonrisa femenina
Dra. Carenth Romero Hidalgo / crear sonrisa femenina
Dra. Carenth Romero Hidalgo / crear sonrisa femenina
Dra. Carenth Romero Hidalgo / crear sonrisa femenina

 

  1. ¿Qué hace una sonrisa en la vida de una mujer?

 

La sonrisa en una mujer y en cualquier ser humano provoca solo emociones positivas. Una persona que sonríe se ve asequible, seduce, enamora, trae calma a los demás, tiene más posibilidades de conseguir todo lo que quiere.

En mi trabajo a veces llegan mujeres y hombres con muchas inseguridades en su sonrisa, sea por color, forma, con fracturas o por tratamientos pasados con los cuales no se sienten conformes. Todos quieren poder sonreír sin tener que preocuparse por ocultar algún defecto o por taparse la boca, ellas y ellos quieren ser auténticos, mostrar su verdadero ser, quieren vivir la espontaneidad y la emoción de cada momento.

Las mujeres somos seres de muchas emociones, nos merecemos sonreír y sentirnos seguras y empoderadas. Lo que brinda la odontología estética es justamente esto, que sonrías con libertad y seguridad.

  

  1. ¿Por qué regalar la posibilidad de tener una bella sonrisa a las mujeres e individuos que te solicitan?

 

Realmente pienso que una sonrisa es un activo que todos tenemos y que muchos no valoran tanto como lo hacen con algo externo de lujo como una joya, un accesorio, un carro, etc. A veces nos olvidamos de ver hacia adentro y explotar aquello propio que es único y perfecto y más exclusivo que cualquier cosa material. Mi objetivo fue siempre ayudar a las personas a recuperar su confianza y autoestima para que se sientan como aquellas personas que vemos en portadas de revistas.

Yo quiero demostrar que una sonrisa cuidada te hará ver real y auténtica; que una sonrisa puede rejuvenecerte, que tener unos dientes en un tono claro con un arco armonioso, unos bordes pulidos o un diseño de sonrisa puede hacerte ver saludable, exitoso, joven y sobre todo, te hará sentir seguro de ti mismo. Quiero demostrar que es posible recuperar la luz interna sin necesidad de buscar en cosas que estén fuera de ti.

Lo mejor de esto es que no es difícil tener una sonrisa perfecta, hay muchas alternativas con pequeños tratamientos en los dientes naturales o con veneers. Todo depende de cada caso y cada paciente.

  

  1. ¿Cómo crees que una mujer puede aprender a sonreír genuinamente?

 

En si creo que eso va más en nuestro instinto, sonreímos cuando algo nos gusta, nos enamora, nos motiva. Las mujeres sonreímos porque somos seres de amor y lo expresamos con una sonrisa la mayoría del tiempo. Una sonrisa genuina en nosotras puede expresar lo que con palabras no es posible. La sonrisa genuina hace referencia a lo que es seguridad, alegría, vitalidad, juventud y felicidad verdadera.

El estar seguro de uno mismo realmente se refleja en nuestra sonrisa, pero para esto muchas veces necesitamos que nos acompañen unos dientes bellos y bien cuidados.

Hay muchas personas que por miedo al odontólogo o porque piensan que un tratamiento estético es demasiado costoso no van a una valoración con un especialista honesto que los puede orientar, escuchar e interactuar sobre como exclusivamente en su caso podría darle solución a sus inconformidades con su sonrisa. A veces erramos hasta en los cuidados que hemos estado llevando durante nuestras vidas en cosas elementales como por ejemplo el cepillado, alimentos que consumimos, o hábitos  que están estropeando nuestros dientes.

Aprender a sonreír genuinamente significa recuperar nuestra confianza y autoestima, darnos el valor y lugar que merecemos y empoderarnos. Qué mejor forma de hacer esto que a través de nuestra sonrisa.

 

  1. Define una sonrisa.

 

Pienso siempre que una sonrisa es como un diamante que cada uno de nosotros tiene y que lo mostramos para reflejar nuestra luz interna. Tu puedes iluminar con tu sonrisa cualquier espacio a donde vayas, una sonrisa solo trae efectos positivos y buena energía en la gente que la recibe.

 

  1. Tu propia manera de sonreír.

Las mujeres tenemos varias formas de sonreír según la ocasión, nuestra sonrisa puede ser provocada, natural, coqueta, inocente o puede ser sencillamente la obligada para la foto. La que más me encanta y con la que me identifico es la sonrisa que sale de la manera inesperada, la espontánea en la que sueltas una gran carcajada, la que tenemos en los momentos felices de nuestra vida.

 

  1. ¿Por qué dedicarse a fabricar sonrisas?

 

Porque pienso que una sonrisa puede cambiar vidas, por la emoción y felicidad que vivo con mis pacientes cada vez que ven su cambio. Su felicidad al ver su deseo hecho realidad es mi principal satisfacción y me confirma que hice las cosas bien y que estoy en el campo indicado. Ellos son mi motivo y mi impulso para seguir luchando día a día y para buscar mejorar siempre, es un trabajo que me traen mucha alegría.

  

  1. ¿Qué diferencia las sonrisas que tú creas en otras?

  

Cada profesional tiene su estilo y su forma de trabajar . Soy muy detallista y meticulosa, busco siempre conservar los dientes propios, cuidarlos y lograr que permanezcan muy sanos y limpios. No me gusta la odontología que la mayoría de los pacientes relacionan con dolores y traumas de experiencias pasadas. Soy anti-dolor al igual que lo son los especialistas que trabajan conmigo, buscamos ofrecer una experiencia única, amable y satisfactoria, buscamos que se sientan cuidados, protegidos y en las mejores manos.

Inmediatamente entra el paciente a mi consultorio lo empiezo a estudiar visualmente, interactuó con el, hacemos una entrevista personal buscando determinar aquello que lo hace sentir inseguro. Escucho detalladamente lo que el quiere para que a partir de esto empecemos a intercambiar opiniones, aterrizar expectativas e identificar el mejor tratamiento para la persona. Si el paciente no necesita un tratamiento no se lo hago.

Algo que identifica mi trabajo es la naturalidad, me encanta cuando les dicen que lucen diferentes pero no logran identificar aquello que se hizo. Es un trabajo que se logra examinando cada caso en particular muy detalladamente, en realidad cada tratamiento es único en su color, su forma y su proceso, depende de un análisis facial y de diferentes variables como la piel, labios, encías entre otras y por supuesto de los materiales que usamos. Cada sonrisa es única y diferente como una huella digital, de esta forma logro autenticidad y que el resultado se vea muy natural.

Llamar Ahora
¿Como Llegar?